miércoles, 23 de diciembre de 2009

Lo que más me gustó del 2009

Me cuesta trabajo rememorar las lecturas más placenteras de cómics que haya tenido durante el año que termina… tal vez se deba a que uno está pensando más en términos del cierre de una década, que en términos del cierre de un año. Lo cual es un poco injusto, porque casi siempre ese último año de una década se pierde ante la expectativa que puede levantar el conteo de una década. En fin, ya le llegará su turno en este espacio a dicho resumen, pero por el momento no hay que hacer a un lado al 2009, todavía ni lo acabamos.

Intempestivamente no me llega ningún recuerdo o memoria de éxtasis total producto de lectura alguna, como si no se hubiera dado nada bueno… de lo cual estamos muy alejados, afortunadamente, pues sin duda hubo lecturas muy disfrutables. Siguieron dándose los brillantes tomos de Black Jack, la obra de Osamu Tezuka, editados por Vertical; Kyle Baker finalmente concluyó su breve y brillante miniserie de 4 números de Special Forces (que comenzó desde 2007), editada por Image; los Hernández Brothers presentaron el segundo tomo Love & Rockets: New Stories, el nuevo formato de su brillante saga chicana. Estos son obras que el año pasado las conté entre lo mejor del 2008, continúan entre los mejor del 2009, pero demos paso a títulos nuevos para el conteo:



-Pluto (Naoki Urasawa, Viz) Urasawa toma una antigua historia de Astroboy del maestro Osamu Tezuka, y la extiende y profundiza creando un monumento narrativo. Hay que ponerle un monumento a este mangaka.

-Squirrel Machine (Hanks Rickheit, Fantagraphics) También reseñada ya aquí, así que sabrán que esta rareza resulta muy refrescante.

-Punisher (Rick Remender-Jerome Opena-Tony Moore, Marvel Comics) Los guiones de Remender están redonditos en acción y violencia, y Opena impresionó con su increíble montaje y trazo. Moore ahora inicia la saga de Frenkencastle, que está excesivamente disfrutable.

-Superman: Secret Origin (Geoff Johns y Gary Frank, DC Comics) Pues en realidad esta miniserie no nos dice algo que no conozcamos, pero Johns y Frank la están contando de una manera casi inmaculada.

-The Wolverton Bible (Basil Wolverton, Fantagraphics) También ya reseñado en este espacio, así que sabrán ya que este acercamiento gráfico a La Biblia está de no creerse.


-Crossed (Garth Ennis y Jacen Burrows, Avatar) El creador de Preacher y The Boys está construyendo un relato apocalíptico y de sobrevivencia muy crudo y gráfico. Ojalá los lectores se dieran cuenta de que Avatar está editando historias buenísimas.

-Prison Pit (Johnny Ryan) Esta historia de gore y violencia hace poco fue reseñada en este espacio, pero no está de más decirles de nuevo que es muy divertida.

-Pixu (Gabriel Bá-Becky Cloonan-Vasilis Lolos-Fábio Moon, Dark Horse) Maravillosa historia de terror, también ya reseñada en Iconoctlán. Imprescindible.


-Dark Avengers (Brian Michel Bendis y Mike Deodato, Marvel Comics) Las intrigas y conspiraciones actuales en el Universo Marvel están tejidas desde la base de operaciones de Bendis, en este título, donde el brasileño Deodato impacta con cada milímetro de tinta negra.

-Guarida del Horror (Richard Corben-Lovecreft-Poe, Marvel México) También discutida ampliamente en este espacio, pero la verdad no me voy a cansar de aplaudir la publicación en México de este gran trabajo de Corben.

Lo que no he visto que supongo debe estar más que recomendable:

-Absolute Promethea (Moore-Williams-Cox-Klein, Wildstorm/DC Comics)

-The Book of Genesis (Robert Crumb, W. W. Norton and Company)

-Luna Park (Danijel Zezelj y Kevin Baker, Vertigo)

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Luis dijo:

y nada de Mexico?

vamos de mal en peor

Morningstar dijo...

Pues así las cosas, Luis.

Lvis A. Resendiz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lvis A. Resendiz dijo...

No te gustó Whatever Happened To The Caped Crusader, Mau?
Feliz año!

Morningstar dijo...

Qué onda, Lvis. Fíjate que no me gustó mucho lo que Gaiman hizo con Batman. Estaba a la expectativa de cada pase de hoja, pero me quedé esperando que sucediera algo realmente bueno. Pero esa es mi opinión, obviamente.
Por cierto, el intercambio de misivas entre Jis y Trino recientemente publicado, supongo, podría entrar entre lo mejor de 2009... aunque todavía no lo adquiero.
Saludos.

Lvis A. Resendiz dijo...

Eso es cierto... te mantiene en un estado de expectación constante, pero como que no hay nunca un clímax adecuado. Lo que me pareció muy agradable (e incluso más que agradable, lo más remarcable) es el uso de la 'verdad-fragmentada' a lo Rashomon. Una técnica un tanto sobada, sí, pero Gaiman hace un uso efectivo de ella. En otras cosas, apenas ayer adquirí American Splendor y ya me anda por verla.
Que estés muy bien!