viernes, 20 de agosto de 2010

H. P. L.: 120 años


Pensar en que Howard Philllips Lovecraft pobló este planeta hace un siglo, entre el 20 de agosto de 1890 y el 15 de marzo de 1937, me emociona y me entristece por igual. Me emociona porque se trata de un creador con el que compartí el mismo siglo y porque leí su obra en el mismo, pero me entristece porque no me tocó vivir exactamente su época y, por tanto, no pude conocerlo en su momento. Pero aunque hubiera corrido con la suerte de vivir por aquellos años, prácticamente habría sido imposible que lo conociera porque, como sabemos, fue hasta después de su muerte que su obra comenzó a conocerse en su propio país, y mucho después en el extranjero.

Así que, aceptémoslo, así tenía que ser. Porque Lovecraft fue un ermitaño dentro de la sociedad, fue un extraño en un mundo extraño, fue un iluminado que tradujo la incertidumbre existencial en ficción, legando una apreciación ―me parece― central a nuestro acomodo humano actual en el Universo. Eso no es nada sencillo y, supongo, para lograrlo debe hacerse cierto sacrificio: Lovecraft fue un hombre sacrificado en muchos aspectos.

La prosa de Lovecraft ―sus ideas, entonces― es la voz de un sentimiento de alienación ante la vida, que nos recuerda que, efectivamente, somos expulsados a la vida por nuestros padres y, si corremos con suerte, seremos sepultados por seres queridos… pero todo lo de en medio lo haremos en solitario, y frente a un Universo que, prácticamente, ni siquiera ha reparado en nuestra existencia y esfuerzo: somos producto del azar y, como tales, sin un papel real en la comedia del Universo.

Pero esta incertidumbre bendita que nos ha hecho abrir los ojos, igualmente nos ha legado otro tipo de placeres: aquellos tras expectar la obra de diversos autores inspirados por H. P. L. Robert E. Howard, Robert Bloch, Ramsey Campbell, Black Sabbath, Swamp Thing, H. R. Giger, Alien, Alan Moore, Re-Animator, Metallica, Alberto Breccia, Richard Corben, The Evil Dead, Hellboy, Junji Ito…

Hoy, a 120 años del nacimiento del nigromante de Providence, lo reverencio y le agradezco su legado.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Un hombre adelantado a su tiempo.

Jorge Tovalín González-Iturbe dijo...

Amigo, no olvide promover su charla sobre Jodorowsky!!

Un abrazo!

Carlos dijo...

Para mi la santisima trinidad son: H P Lovecraft, Edgar Allan Poe y Jorge Luis Borges. El mundo sin la obra de Lovecraft es inconcebible para mi.

Morningstar dijo...

Igual para mí, Carlos. Para mí, sin Lovecraft, sería totalmente distinto.
Ya lo anuncio pronto, Jorge.
Saludos

Fracto dijo...

we vi que publicaste un libro sobre Alan Moore, pero ya lo busque en Comic Castle y no aparece entre a librerias Ghandi y no esta disponible =S donde lo puedo comprar??
Tienes fb? yo tengo como amigo a Garcia Michel y Elena Santibañez, no te he buscado ahi.
Espero y me ayudes por que si lo quiero comprar :P

Saludos bro =D

Morningstar dijo...

Hola, Fracto
En Gandhi sí ya no hay. Y pues en Fantástico y Comicastle se supone que aún tiene copias, pero ya veré qué pasa.
No tengo FB. Perod e cualquier formar ya te envié un mail con los datos para adquirirlo por correo. Saludos.