martes, 26 de noviembre de 2013

RESEÑAS: The Shaolin Cowboy, Velvet, Mecánico de amor, Afterlife With Archie y The Sandman Overture

THE SHAOLIN COWBOY, por Geof Darrow / Publica Dark Horse / 399 centavos de dólar

Los historietifilos agradecemos la existencia de autores como Geof Darrow, genio del lápiz y la tinta quien construye sus propias reglas y condiciones. No siempre hay una historieta de él, porque su trabajo se define por el detalle dentro del detalle, exigiendo horas y horas de trabajo. Las planchas de sus obras se acercan más a las obras de un Brueghel o un Bosche que a las de sus colegas contemporáneos; aunque la excentricidad, fantasía y sinsentido del cómic nunca están ausentes de su obra. Tras el cobijo de los hermanos Wachowsky hace algunos años, este autor regresa con su inclasificable monje shaolin que se las sabe de todas todas en el arte marcial y la violencia, ahora bajo el sello de Dark Horse que con el par de números que se han publicado hasta el momento cimbra el estado de las cosas dentro de las viñetas, las páginas y de ahí al exterior del lector con mímica pura. Abriendo esta saga con un resumen escrito que puentea entre el fin de la miniserie publicada por los creadores de The Matrix en su sello Burlyman y esta nueva serie, la cascada de imágenes demenciales propuestas por Darrow tienen que leerse para creerse. Y tras la contextualización, el lector no deja de viajar con las viñetas que arrancan con una rana en el desierto, seis años después, cuando Shaolin Cowboy finalmente logra abrirse camino desde el centro de la Tierra… sí, leyeron bien. Este arranque en el desierto, de apenas unos cuantos kilómetros en el primer número, constituye un evento inolvidable donde la firma del autor al enfrentar el surrealismo atropellado en el aparente desolado terregal exige la concentración total del lector. El festín de sangre y carne seca producto del desmembramiento de zombies durante 33 páginas del segundo número puede parecer una exageración cuando en realidad es una obsesión con el detalle y el proceso de las cosas nunca antes visto. Lo que leen en este breve comentario y resumen seguramente les parece incoherente, pero a veces lo fantástico parece incoherente.

VELVET, por Ed Brubaker y Steve Epting / Publica Image Comics / 3. 50 dólares

Un thriller más por Brubaker podría parecer una exageración o necedad y dejarse a un lado. Finalmente, es algo de ambas cosas, pero eso no impide que lo propuesto en su primer número resulte hasta seductor. Como es de esperarse, durante las primeras 27 páginas de esta saga uno no puede estar seguro de nada ni puede terminar de entender qué está sucediendo en el juego de mentiras y charadas; pero cuando el oficio es innegable y las ideas no dejan de burbujear, la felicidad está frente a nuestros ojos. Un grupo de ex agentes cabrones, matan a uno y todo se vuelca para la organización, donde la asistente parece ser la más cabrona. El formato de Brubaker para esta historia y los dibujos de Epting (el genial binomio que hizo brillar hace un par de años al Captain America) reproducen un estilo de thriller setentero que hace pensar tanto en el mejor James Bond como en lo mejor del montaje de viñetas explotado por Paul Gulacy. La historia es sutil y los dibujos son simplemente preciosos.

MECÁNICO DE AMOR, por Chepe 3:16 / Edición del autor / 15 pesos

Directo de la llamada ´bella airosa´ llega un trailero panzón y en busca de amor; puesto para la acción en el camino, que lo enfrentará con mujeres y amenazas sobrenaturales y, por si lo anterior fuera poco, además, es el heredero de una respetada máscara del pancracio… Mecánico de amor, como se puede leer, es una mezcla de varios lugares comunes de la cultura popular del chafirete y la narrativa de los luchadores (cine e historieta). Esto no es necesariamente malo, simplemente podría resultar aburrido. Pero este no es el caso. La energía del historietista Chepe parece estar desbocada, aunque concentrada y con buen balance en su objetivo, que es crear un buen entretenimiento referencial. Sin meterse en problemas, la narración de Chepe se va dando como si se tratara de una plática entre cuates, brindándole frescura y dinamismo. En cuanto al trazo, parece reflejar más el estilo de los artistas estadounidenses de la escuela Image de los 90, pero con más carnita y grasita; es decir, más sabor e ironía. Hasta el momento, Chepe lleva ocho números publicados de Mecánico de amor, sostenidos por los anuncios de negocios pachuqueños entre sus páginas. Este esfuerzo autoral es uno que vale la pena leer y apoyar.

AFTERLIFE WITH ARCHIE, por Roberto Aguirre-Sacasa y Francesco Francavilla / Archie Comics / 3 dólares

La combinación del dramatis personae de Archie con zombies es algo que se antoja más ocioso que un nini, sin duda… pero si recordamos que Archie existe desde hace más de medio siglo, y que dentro de sus mitos se han dado series y miniseries con monstruos (donde no han faltado los muertos vivientes) e, inclusive, el famoso spinoff de Sabrina, la bruja adolescente, entonces la cosa ya no se nota tan ociosa, si no natural dentro de su ecosistema. Finalmente, cada lector y no lector de esta serie podrá pensar lo que guste, pero la propuesta resulta interesante. De entrada, las ilustraciones del italiano Francavilla aseguraban la buscada atmósfera, aun si el guión fuera algo insulso; pero el guionista Aguirre-Sacasa -quien desde su debut en la historieta con su acercamiento a los Fantastic Four en 4 dejó ver historias interesantes (además de que se sabe de su gusto por el género del horror, contando con Rosemary´s Baby como su película favorita)- arma una historia que, al menos en sus dos números publicados hasta el momento, conjunta la intriga y las referencias necesarias, en una historia muy bien balanceada. Jughead (Torombolo, es imposible dejar de escribirlo) y su perro Hot Dog son la semilla de la epidemia, con la ayuda de un poco de Stephen King, H. P. Lovecraft y Sam Raimi: la fórmula no podría ser menos seductora. No sé cuánto pueda sostenerse esta supuesta serie mensual, pero por el momento, esta invención es mucho muy atractiva, y nos hace pensar que este Aguirre-Sacasa es uno distinto al guionista del remake a Carrie

THE SANDMAN OVERTURE, por Neil Gaiman y J. H. Williams / Vertigo Comics / 5 dólares

La saga de Morpheus es conocida por todo lector de cómics que respete el medio. Debe saber de su riqueza narrativa y de la trascendencia autoral; de su complejidad técnica y del canon que dictó y que implica. Así, una continuación a los clásicos 75 números (más especiales), aunque sea en forma de precuela, implica diversos problemas, desde la posible carencia de interés por parte del lector hasta el peligro de convertirse en una caricatura de la excelencia que la saga logró en su momento hace varios años. Es imposible y ocioso, incluso, tratar de delinear un balance con un solo número, pero el placer que ha implicado leerlo no se puede negar ni callar. El primer número de esta serie es un placer palpitante a los ojos y al cerebro. Gaiman enreda con su prosa, uno más de sus paseos por los sueños, visitando viejos conocidos, sí, sin duda; pero sobre una alfombra tan tersa y hermosa como un sueño en cinemascope. El arranque con la flor Morpheus (que no se si homenajea o tan sólo hace pensar en el Swamp Thing de Alan Moore, en el capítulo Loving the Alien) es bello como pocas cosas en cómics recientes. Esa belleza difícil de describir, obra de Williams, se transforma y trastoca a cada página y acada viñeta. No puedo decir que su dibujo en esta serie sea más sorprendente que el realizado en la Promethea de Alan Moore, simplemente es igual de distinto y sin parecerse a otra cosa. Saber que con esta historia nos encaminamos hacia el sueño de siglos previo a la serie original parece restarle cierta fuerza al proyecto ante la certeza; pero sabemos que Gaiman está reconstruyendo la historia de su invención más grande y, hasta el primer número, se nota que su respeto y cariño por el personaje es inigualable y las sorpresas, entonces, no pueden ser pocas. Ah, olvidaba el arte de Todd Klein en los rótulos y de Dave Stewart en el color, más no se puede...

6 comentarios:

Shigeru dijo...

Mauricio, gracias por las reseñas. Trata de no dejar tan olvidado este espacio.

Saludos.

Morningstar dijo...

Saludos.

Anónimo dijo...

que tal MM una pregunta fuera de lo publicado, espero que me puedas responder ¿Qué tan tardado es comprar en línea con FANTAGRAPHICS? es decir cual es tiempo aprox que se tardan en la entrega del material?


muchas gracias

aprovecho para deciarle lo mejor a usted y a los suyos?


saludos!

Morningstar dijo...

Pues, si compras en alguno de sus descuentos, los envíos sí llegan a tardarse hasta más de un mes, por la gran cantidad que tienen que hacer de ellos. He de decirte que yo sólo lo he pedido en esas circunstancias, no tengo experiencia en otras. Pero supongo que deben tardarse lo normal, unas dos semanas. Saludos, y te pido una disculpa por la tardanza en responder.

Waldo Pedroza dijo...

Hola! ya tiene un buen k no comenta a mi me gustaban sus reseñas a proposito felicidades por publicar vertigo en mexico ya era justo y necesario no se podra tambien the league of the extraordinary gentlemen aprovechando k dc tiene los derechos de los 3 primeros volumenes en fin saludos!!

Morningstar dijo...

Qué bueno que estás leyendo Vertigo en México, Waldo. Los derechos de la LoEG para EU no son los mismos para el extranjero, así que es algo más complejo. Esperemos que algún día exista una edición nacional. saludos.