viernes, 8 de mayo de 2009

Chamanes, doncellas y más chamanes


-El sábado 2 de mayo, en Londres, la tienda de cómics Gosh! albergó una concurrida sesión de autógrafos presidida por dos genios del arte secuencial. Allá en Gosh!, lo esperado no era el Free Comic Book Day, sino la presencia de los caballeros ingleses Kevin O’Neill y Alan Moore, quienes de plácemes estuvieron por la aparición de The League of Extraordinary Gentlemen Century: 1910, primero de tres tomos que compondrán la saga Century, en la que Moore y O’Neill trazarán una historia del Siglo XX y hasta el 2009, en forma de investigación musical de principio de siglo, con misterio satanista y referencias pop y psicodélicas de iniciados incluidas.

Por allá anduvo Ernesto Priego, quien en su blog ha hecho un breve comentario y explica que no le importó formarse durante tres horas para conocer a estos Magos, así como corroborar la fuerza de la escena historietística. 500 copias de The League of Extraordinary Gentlemen Century: 1910 se ofrecieron ese día como adelanto, dos máximo por persona (desconocemos si hubo alguien que se quedara sin su copia). Las elocuentes fotos que acompañan este texto son autoría de Lucy Morris, durante el evento.



Mr. Moore me dijo lo siguiente sobre este primer libro de Century: “Cuando decidimos hacer el cuarto libro quisimos localizarlo en tres periodos distintos: el primero se establece en 1910 y se enfoca sobre todo en los eventos de la ópera de Bertolt Brecht y Kurt Weil, y que inicialmente se desarrolla en Londres en ese año. Es así que tenemos personajes de Brecht como Pork y Jenny, y Jack el cuchillo, y quienes aparecerán al lado de personajes regulares de la Liga; también habrá algunos personajes del teatro de aquella época, y que componen una serie de eventos interesantes de su momento. Igualmente hay una buena cantidad de canciones que escribimos a partir de las canciones de Brech; así que podemos decir que el primer libro es un musical, y creo que se titulará “What Keeps Mankind Alive”.

Consíganse Alan Moore y su obra: Realidades construidas, para leer más sobre esta obra de la Liga, que parece llegará a México a finales de mayo.



-Don Diablo Despierto, cuyo blog les recomiendo ampliamente a los metaleros y melómanos, me hizo llegar este link en el que nos enteramos de una ridícula demanda hecha por la banda Iron Maiden en contra de Jason Rubin y su compañía Iron and the Maiden LLC, por considerar que el nombre del cómic que publica (Iron and the Maiden) se aprovecha claramente del nombre de la banda inglesa de metal creada por Steve Harris.

Los voceros de Rubin han declarado, con toda razón, que la demanda es absurda pues no pueden reclamar el derecho sobre el nombre, cuando éste proviene de una herramienta de tortura medieval que, obviamente, precede a la millonaria banda. Aunque podemos recordar que los chinos, supuestamente, poseen un copyright sobre la imagen guadalupana.

Por demás está decir que Maiden (sus integrantes) están perdiendo la razón, y que Iron and the Maiden por su pinta (he visto el cómic, pero en lo mínimo me ha llamado la atención adquirirlo) se nota un cómic genérico de poco interés.



-No soy lector asiduo de la revista Wizard, y el más reciente número fue uno que no compré como de costumbre… creo que tendré que comprarlo, pues me he enterado que en una entrevista que presenta con Grant Morrison, este ilustre y reciente farragoso autor de mundos anuncia que su siguiente proyecto en DC Comics será una miniserie de 5 números llamada The Multiversity, en la cual utilizará los universos de historias fuera de continuidad o de personajes de otras compañías que ahora pertenecen a DC.

Como algunos de ustedes pueden aventurarse a imaginar, Morrison planea que uno de los números se centre en los personajes de la Charlton y los mismos de Watchmen. Sabemos ya de la antigua gresca entre Morrison y Alan Moore, por lo que podríamos pensar en una venganza por parte del autor escocés.

No obstante, me parece que éste no es el caso. Y aunque no le auguro gran éxito al ejercicio, esto resulta tan excitante, como una hipotética incursión de… digamos de David Cronenberg en los personajes de Blue Velvet, de David Lynch. El hijo del encuentro de dos maestros no necesariamente será un buen ejemplar.

¡Qué Mr. Moore nos agarre confesados!


-Por cierto, mañana no se les olvide la presentación de Comikaze número 5:


10 comentarios:

neverneutral dijo...

Ah, caray ¡ya hasta aparecí por acá! Le pregunté a los dueños ese día y no se acabaron las 500 copias. Fue muy interesante porque sí hubo más de 500 personas en la fila, pero no todo mundo había comprado 1910. Habían también personas que eran más bien fans de Alan Moore que de los cómics en general, pues por ejemplo algunos con quien platiqué no conocían a Neil Gaiman por ejemplo. Moore firmó copias de From Hell, Watchmen, Promethea, pero no vi a nadie con el Lost Girls, por ejemplo. Sin embargo la mayoría sí compró el nuevo libro (que está buenísimo por cierto).

El número de este mes del Atlantic trae un buen artículo sobre Moore, por cierto.

neverneutral dijo...

Escribí dos "por ejemplo" en la misma oración, perdón.

neverneutral dijo...

ah, y por cierto, las dos fotos que elegiste las tomó Lucy Morris. ;)

neverneutral dijo...

Otra vez yo, acá la primera de 3 partes de una entrevista super larga y super geek con Alan Moore sobre 1910.

Morningstar dijo...

Qué onda, Ernesto. Muy agradecido por este adendun tuyo. Sí, me imagino que cada quien llevaba su obra favorita, y otros más que fueron con la idea de que les firmara el 1910 (de hecho, en la foto triunfal de ustedes al final vemos 1910, el primer libro de TLoEG y Watchmen incluso). Seguramente fue una tarde mucho muy agradable entre tantas ideas revoloteando por el lugar. Yo espero ya con ansias comprar mi copia de 1910. Sí, la entrevista que aparece en el blog de Forbidden Planet está muy interesante, y checaré lo de Atlantic. Corrijo el crédito de las fotos ahora mismo.
Recibe un abrazo.

MILENIO III dijo...

Los cómics no pueden leerse sin antes haber sido impresos en papel, a diferencia de la literatura que pude llegar a ser fallida o explotada, los cómics son, a su manera y a su creación literaria, formas narrativas perfectas en todo los sentidos de su lenguaje pictórico, al igual que los escritores con mas pericia al contar como Guillermo Arriga, Howard Philips Lovecraft, Pedro Juan Gutiérrez, Tolkien, Xavier Velasco, Carlos Fuentes, Corman McCarthy, Faulkner, entre otros, la literatura gráfica son obra de joyeros dedicados a crear diamantes hipnotizantes y jaladores de ojos, siempre a favor de la historia, el como contarla, y el que reflejar en ella. No existen los cómics malos, solo los cómics menores.

¿Cuáles son las obras que consideras apropiadas para acercarse al terreno de Bertolt Brech?

Saludos

Morningstar dijo...

Milenio, más allá de La ópera de los dos centavos no conozco obra de Brecht. Sé de su importancia, pero no me atrevo a recomendar nada por falta de referencias.

El Pipiripau (ikoon) dijo...

Ahhhh qué envidia lo del Evento de Moore!!! Por ganas no quedan, lo único que hace falta es tiempo y dinero... Cuándo ya inventarán un teletransportador seguro???

Saludos!

Su Servilleta dijo...

Y a que se debe la gresca Morrison-Moore, Mr Matamoros??

Morningstar dijo...

Su Servilleta (qué raro se ve esto), hace tiempo se dieron algunas declaraciones de ambos atacando el uno al otro: qué tal copio a tal, y lo último que recuerdo fue hace algunos años, cuando la conversión de Moore a la Magia se hizo más patente, y Morrison entonces dijo que él practicaba la magia desde 1979, por lo que tenía más experiencia y conocimiento al respecto que Moore.
Cuando entrevisté a Moore y le hice una referencia de The Invisibles, de Morrison, me dijo que no conocía el trabajo de Morrison. Mientras, en los últimos meses, Morrison ha mostrado respeto tanto por Watchmen como por The Man Who has Everything. Duelo de genios, finalmente.